Jordalen: esquí de travesía sobre el fiordo más espectacular de Noruega.

Este año ha sido una temporada invernal curiosa. Hemos tenido un invierno flojo en los fiordos. Nos ha faltado frío y días de nieve pero nos han sobrado días de niebla y llovizna. Lo peor de todo, es que cada vez que nevaba, justo seguido venían días de niebla, viento, subida de temperaturas o lluvia, con lo que la mayoría de mis planes de explorar nuevas regiones se han visto truncados. Sin embargo tenemos un valle en los fiordos en el que parece que siempre es invierno y este año tengo la sensación de que he sido el más local en él: Jordalen.

Jordalen es un lugar curioso. Es un valle colgado en las montañas de los fiordos conocido como el lugar de origen de gente recia; granjeros de montaña con los mejores pastos de Noruega. Tiene ese punto inhóspito: es un lugar salvaje. Jordalen es el ultimo valle de Voss y de la región de Hordaland, pero además cuelga por encima del Nærøyfjorden, uno de los dos únicos fiordos de Noruega patrimonio mundial de la Unesco.

Hace unos años este valle era prácticamente inaccesible, excepto por un angosto camino de montaña que solo se atrevían a cruzar los granjeros en tractor y algún excursionista en un buen 4×4. Esto cambió hace unos pocos años con la construcción de un túnel en espiral que permite entrar al valle, salvando el desnivel y la angosta antigua carretera colgada de un cañón. Una vez cruzado el túnel, en invierno y gran parte de la primavera, necesitarás un 4×4 con ruedas con clavos para avanzar por el valle en seguridad.

ONTHEBELAY  Esquí de travesía. ¡¿Pero qué equipo?!

Desde las cimas de Jordalen se ven valles contiguos similares, pero la logística los convierte en opciones imposibles para excursiones de un día. Ojo, eso no quita que no sean opciones fantásticas para montar un campo base o hacer rutas circulares.

Jordalen es un valle impresionante para el esquí de travesía por varias razones.

Terreno:

Hacer esquí de travesía en invierno en Noruega queriendo llegar a una gran cima es complicado. Pocas horas de luz, clima muy duro y además montañas que tardan mucho en estabilizar. El riesgo de avalanchas es difícil de gestionar para hacer grandes cumbres y descensos potentes la mayor parte del invierno. Por lo tanto, una gran parte del invierno, simplemente hay que descartar terreno superior a los treinta grados.

Las montañas de Jordalen, como la mayoría de las montañas de Noruega, tienden a converger hacia mesetas de montaña llamadas vidde en Noruego. A veces estas vidde crean terreno demasiado suave para el esquí de travesía, pero óptimo para el esquí de excursionismo llamado fjellski.
Jordalen tiene una mezcla muy buena de montañas marcadas, peor a la vez con grandes mesetas somitales. Hay cimas con terreno fácil de gestionar con condiciones inestables, pero que a la vez ofrecen terreno muy disfrutón para esquiar como puede ser el caso de Øyastolsfjellet y Fyresnipa.

Del otro lado del valle, Solbjørganipa y Nipa ofrecen terreno más grande y algún pequeño sector que funciona bien como laboratorio de esquí alpinismo. Conociendo bien el sitio, también hay sectores de bosque extremadamente divertidos para el freeride en días de nieve. El terreno engaña; a primera vista parece tener formas suaves, pero hay muchísimo terreno por descubrir, varios valles que merecen la pena enlazar y muchos micro terrenos de distintas características.

ONTHEBELAY  Ligero y resistente. ¿Hasta donde funciona esta premisa en el freeride de montaña?

Clima:

Como bien he dicho al principio del artículo, en Jordalen es como que el invierno vibra en una resonancia más fuerte que el resto de los valles de Voss y de la región de los fiordos. Cuando nieva, nieva más allí; cuando hace frío, allá hace más frío; cuando sopla el viento, allí sopla más fuerte. Bueno, ya os hacéis una idea. Esto convierte a Jordalen en una opción fantástica en inviernos flojos o escasos de nieve, como ha sido este invierno, pero también para el esquí de primavera.

A primera vista, las vidde, o mesetas de montaña, pueden parecer terreno fácil de manejar en el mapa, pero pueden dar muchas sorpresas. Son bastante llanas pero con frecuentes formaciones tipo duna, que por su tamaño en general no superior a 40-60m no aparecen en el mapa, con lo que es bastante difícil orientarse, sobre todo si hay niebla. Además he visto desencadenarse placas remotamente en estas mini formaciones incluso en días de riesgo 2. También hay que pensar que en algunos lados de esta meseta hay una caída libre de unos 1400m al Nærøyfjorden. Con lo que hay que tener cuidado con cuanto nos acercamos, sobre todo en días de baja visibilidad.

Cuando pega el viento, la sensación puede llegar a ser extremadamente inhóspita. El clima se vuelve literalmente ártico y cómo te entre la tormenta en la vidde y te desorientes, el escenario se puede volver feo muy rápido. Est semana la sensación térmica en el fiordo era de diez grados, en el valle de Jordalen de 3 pero en la vidde de unos ocho bajo cero. Hacía viento, pero para nada era un viento especialmente fuerte.

ONTHEBELAY  AVALANCHAS. Esta semana santa la montaña está peligrosa. Video y reflexiones de un angustioso rescate.

Paisaje, experiencia:

De lo que más me gusta de Jordalen son sus paisajes. Si todavía no os ha convencido, tenéis que reservar un día para subir a Bakkanosi, el mirador de Jordalen. Te llevará por la ruta de las antiguas granjas de montaña, transportandote a tiempos pasados. Una vez llegado al mirador, no solo podrás apreciar las montañas y mesetas sino que tendrás impresionantes vistas del fiordo de Nærøy, patrimonio mundial de la Unesco con sus paredes superiores a 1400m. Es una excursión larga, pero por terreno suave, con lo que es un buena opción para días con condiciones de manto nivoso inestables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: