Novedades fijaciones técnicas freeride 2018/2019: Salomon Shift VS fijaciones ultraligeras reforzadas. PARTE 2.

Un análisis de material pero también de aplicación en nuestro terreno y modalidades de esquí.

La semana pasada nos metimos de lleno en el tema de las fijaciones técnicas reforzadas para el freeride. Recordamos que este año la cosa viene potente. Por un lado, tenemos la ultra protagonista Salomon Shift, de la que hablamos la semana pasada, ya que merecidamente requiere un capítulo aparte, al ser la primera propuesta real de fijación técnica de subida y a la vez 100% de freeride en el descenso, tanto en la puntera como en talonera. La segunda gran novedad, de la que hablaremos en este artículo, es la consolidación y perfeccionamiento de las fijaciones técnicas ultraligeras reforzadas.

Novedades fijaciones técnicas freeride 2018/2019: Salomon Shift VS fijaciones ultraligeras reforzadas.

Las fijaciones técnicas reforzadas de freeride resaltadas en el último artículo de 2017 venían en un peso entre ligeramente inferior a los 600g de la Dynafit Radical 2, la G3 Ion 12 o la Diamir Vipec 12 entre otras y hasta los casi 800g de la ya famosa Marker Kingpin 13.

La mayoría de las fijaciones técnicas ultraligeras reforzadas de las que hablaremos hoy se sitúan en torno a los 350g, es decir menos de la mitad de la Shift o cerca de un 40% menos que las antiguas fijaciones técnicas reforzadas para el freeride. Además la mayoría de estos nuevos modelos tienen un DIN 12 y alguna de ellas llega incluso a DIN 14.

¡Al grano!

Dynafit TLT Superlite 2.0 y Dynafit TLT Speed.

Empezamos analizando las propuestas de Dynafit.

Dynafit lleva ya un par de años con la propuesta que más ha participado al desarrollo de esta categoría: la TLT Superlite 2.0. Con freno y montada en la peana de la talonera que permite 2cm de ajuste, tiene un peso total de 300g con un DIN máximo de 12.

DIN 12 y 300g desde luego es algo que nos emocionó, sobre todo para el par de esquí alpinismo. La fijación es efectiva, pero incómoda. No es fácil bloquear y desbloquear los frenos para el modo subida. No me gusta tampoco que en modo subida no puedas pisar en plano y tengas que ir montado sobre parte de la caja de la talonera, que la verdad, tiene su altura. Finalmente, la pieza frontal está lejos de dar la confianza de la antigua TLT Radical 2 actualizada a la actual Rotation 12.

Este año este primer concepto se ha reconducido: Dynafit TLT Speed.

El DIN máximo sigue siendo 12, con freno pesa 349g y ofrece un ajuste de 1cm en la talonera. Para los que solo se fijan en el peso, tal vez no vean el avance, pero lo cierto es que gana en practicidad, a la vez que ofrece mayor soporte y conducción en el esquí. Cuando queremos esquiar fuerte, no solo queremos confiar ciegamente en un DIN 12 con pocas sensaciones de transmisión, sino que nos gusta poder conducir y sentir fuertes apoyos y puntos de presión. Definitivamente la Dynafit tlt Speed mejora a la Superlite en ese sentido. Por otro lado, al igual que en la Superlite, sigues sin poder pisar en plano, aunque está fijación es más cómoda de andar y de transicionar. Parece también que han puesto esfuerzos en optimizar los materiales para prevenir la adhesión de nieve o hielo aunque esto no lo tengo testado. Probablemente funcione bien, pero a veces con nuevos materiales puede haber sorpresas, sobre todo cuando jugamos en el espectro ultralight. 

Recordad sino el caso con los pines frontales de la Marker Kingpin, que estaban montados sobre un metal demasiado bando que tiende a desgastarse permitiendo a los pines acabar saliéndose del eje y caerse. Esto le pasó está primavera a mi colega Jan Erik en el medio de la nada en Noruega en nuestro viaje por Tafjord. Menos mal que tengo compañeros de esquí muy resolutivos.

Marker Alpinist.

DIN hasta 12 para 335g con freno. 1,5cm de ajuste en la talonera. La Marker Alpinist es sin duda una de las fijaciones técnicas mejor trabajadas de esta temporada. Como su nombre bien indica, está diseñada para el esquí alpinismo. En terreno complejo en el que hay que andar rápido, delicado y mejor tener la posibilidad de una retirada rápida, esta fijación tiene un modo extremadamente pertinente. Por un lado, puedes rotar la talonera 180º para poner el modo subida convencional, con la opción de pisar en plano o en la calza. Además de este modo, puedes simplemente no rotar la fijación, dejandola en modo esquí, pero cubriendo los pines traseros con la calza. De esta forma, en caso de necesitar una rápida transición o retirada, con levantar la leva y pisar la talonera, estarías en modo esquí sin necesitar soltar la fijación o hacer rotaciones complicadas.

En corredores con condiciones variables, días en la alta montaña con temperaturas ascendentes o días en que puede venir tormenta a lo largo del día, esto puede ser un gran plus de seguridad. Los materiales también han sido elegidos y optimizados para limitar la adhesión de nieve y los problemas de hielo, aunque una vez más, esto necesitaría por lo menos de una temporada larga de test para acabar de concluir como se comportan estos materiales.

Para ser una fijación tan ligera y en teoría optimizada para el alpinismo, tenemos un DIN 12 y unos puntos fuertes de apoyo de la bota en el esquí, sobre todo en la versión con freno. Por último, la talonera bloqueada en modo esquí, tiene un cierto recorrido con una flexibilidad lograda para suavizar y optimizar la liberación en caso de caída o sobrepresión de la tabla. Con todo esto, yo no limitaría esta fijación a un esquí de esquí alpinismo al uso, si no que la podría montar muy a gusto en unas tablas de alrededor de 100mm.

 

ONTHEBELAY  Estrategias de capas térmicas por Helly Hansen: Parte 2

Salomon t mtn / Atomic Backland Tour.

Al igual que en el caso de la Shift, este modelo también está comercializado por ambas marcas. El modelo con freno pesa 390g y se puede regular 3cm en la talonera. En cuanto al DIN el systema es un poco diferente, en vez de poder regular la fuerza del muelle a través de un tornillo, se puede cambiar toda la U. Hay tres variaciones, una para hombre, mujer o experto, probablemente con valores similares a 7, 9 y 12. Es un modelo cómodo. Hay una guía en la puntera para ayudarte a colocar los pines en la bota. Además la transición del freno y del modo esquí está muy lograda. Es cómoda y al igual que la alpinist, se puede subir con la primera leva tapando los pines sin rotar el talón. Si lo rotamos 90º lateralmente podemos bien o pisar en plano, o con dos levas.

La verdad que me da un poco de pena por que está claro que Salomon y Atomic quieren potenciar al máximo la ventas de la Shift y están dejando este modelo muy de lado a pesar de tener buenos detalles. Aún estando en la misma categoría de peso que los modelos citados anteriormente, sí que es algo más pesada.

 

ATK Freeraider 2.0

Varias de las fijaciones anteriores vienen en dos rangos de DIN, sin embargo solo he comentado la de DIN más alto, puesto que por lo general pesan lo mismo o prácticamente lo mismo. En el caso de la ATK Freeraider, voy a mencionar las dos versiones que hay:

la de DIN 14, que sorprende por tener incluso un DIN más alto que la salomon Shift, y con sus 395g, tiene el mismo peso que la Salomon T mtn. La otra versión es la de DIN 12, probablemente, más que de sobra para la mayoría de nosotros, y con un peso de 350g, es decir el mismo que la Dynafit TLT Speed y algo más que La Marker Alpinist.

De lo primero que llama la atención es que ATK pone sus frenos en la parte frontal de la fijación y esto tiene un propósito. Cuando hacemos travesía, si tenemos unas fijaciones técnicas con freno, para poner la fijación en modo subida, necesitamos bloquear los frenos de forma que estos no funcionaran en caso de liberación durante la subida. Al tener los frenos en la parte delantera, ATK consigue que los frenos se desencadenen siempre en caso de liberación; tanto si fuese subiendo, como bajando. Sí llevaís en esto algún tiempo, sabréis que la puntera hay que bloquearla en modo subida y que en teoría nunca podría abrirse accidentalmente. Sin embargo esto es algo que puede acabar pasando y a todos o a algún compañero ya le ha pasado. En el mejor de los casos el esquí ha acabado montaña abajo y toda la situación nos ha dejado mosqueado, pero en terreno feo, esto puede tener consecuencias malas.

Este modelo está especialmente pensado para un uso en el freeride, así que la base es muy ancha, pensado para aplicar la presión repartidamente en esquís de 100, 112 e incluso superiores.

Tener el freno atrás también tiene ventajas, al estar la bota montada sobre la plataforma del freno, tenemos mejor conducción y transmisión de fuerza. Sin embargo la ATK Freeraider en contrapartida tiene una talonera muy limpia, purgada y funcional. Además también ofrece una barra en la talonera sobre la que la bota va montada para lograr una transmisión de fuerza más repartida.

Se puede poner en modo andar sin rotación, o rotandola para poder pisar en plano. En total, podemos lograr 5 alturas distintas. Sin embargo lo normal será que no andemos rotando la fijación en nuestras subidas. Bien elegiremos al principio de la transición no rotar la fijación e ir constantemente con la calza media puesta tapando los insertos, o bien haremos la rotación y podremos elegir entre pisar en plano y usar las dos calzas. La talonera tiene bastante lograda la elasticidad antes de liberar, aunque no tiene certificación TÜV.

Esta fijación en mi opinión representa el espíritu del título de este artículo: fijación técnica ultraligera reforzada para el freeride. Aunque como veis todas las de la categoría tienen fortalezas muy sólidas, y la verdad que en un análisis sencillo las diferencias son marginales. La verdad es que en general en el mundo del ultralight, las fortalezas y debilidades relativas empiezan a aparecer sobre todo a partir de la segunda temporada, por lo que necesito tenerlas más rodadas o verlas rodadas por mis riders de confianza para acabar de elegir a mis favoritas. En un test sencillo todas hacen el trabajo, en caso contrario no se habrían comercializado nunca.

Vamos ganando en prestaciones y rascando en gramos. Esto se extrapola también a botas y tablas, de hecho, en agregado ya no hablamos tanto de gramos sino de algo más de un kilo por equipo de unos años atrás hasta ahora. Este año estoy pensando en renovar mi equipo de esquí alpinismo un poco cañero y estoy tanteando algunas de las fijaciones de este artículo con unas tablas alrededor de 100mm de anchura en el patín. Para que os hagáis una idea, hace cinco años, con tales cuotas y unas fijaciones que tengan ese ratio de fiabilidad, estaría más bien hablando de mi equipo de travesía “freerider” en vez del de esquí alpinismo. Esto sí que es un avance.

Hecho ligeramente de menos en las fijaciones de esta categoría que alguna se hubiese atrevido a meter una puntera pivotante, como puede ser la de Dynafit Rotation 2 para reforzar la seguridad en la liberación y ese extra que da en la conducción. Supongo que con el lanzamiento de la Shift, hay más presión que nunca en ese aspecto, así que creo que en esta ISPO o la siguiente empezaremos a ver propuestas muy interes.


¡A disfrutar de las primeras nieves!

6 thoughts on “Novedades fijaciones técnicas freeride 2018/2019: Salomon Shift VS fijaciones ultraligeras reforzadas. PARTE 2.

    • Si tienes la Superlite, desde luego que vas servida y probablemente te queden unos cuantos años para acabar de tenerla amortizada, pero si hubiese que rizar el rizo en ese sentido te recomendaría de la lista la Marker Alpinist. Es la más ligera de todas y muy cómoda de operar.

      • Un ultimo detalle importante, este año también hay un gran lanzamiento que no está en esta lista, la G3 ZED. Tiene MUY, pero que muy buena pinta, pero no la incluí por que no la he podido estudiar en persona ni probar todavía, por lo que tengo muy poco que aportar personalmente y contrastadamente aparte de las especulaciones que puedo sacar de los videos de presentación de G3. Sin embargo conviene seguirla de cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: