Mountain Hardwear Multi-pitch 16. La mochila minimalista de pared rediseñada.

La temporada pasada estuve colaborando con Mountain Hardwear en el test de su mochila de vías de varios largos, la Hueco 20. No solo repasamos la mochila, si no que además aprendimos a fijarnos en los criterios clave a la hora de elegir nuestra compañera de batalla para días en la tapia.

Mochila para vías de largos: MOUNTAIN HARDWEAR Hueco 20

Este año, Mountain Hardwear a sustituido la gama Hueco, por la gama Multi-pitch que viene en 25l o 16l. Como no podía ser de otra forma, teníamos que estar ahí y comprobar en nuestras carnes en que se han traducido estas mejoras. 

Este año me decidí por la versión de 16l. La versión de 20l del año pasado me pareció una gran mochila para territorio de aventura. Aún siendo una mochila funcional de pared, no es minimalista y sigues teniendo espacio para meter algo más de ropa, una botas de aproximación más robustas, un saco ultraligero y algo de material extra por si la actividad se complicase o fuese en terreno más de aventura. Sin embargo, este año me he decantado por la nueva Multi-pitch en 20l, ya que en mis planes de principio de la temporada tenía en mente actividades tal vez más escaladoras y menos de alpinismo; con dificultad, más directas, de aproximación fácil o intermedia y en la época más estable del año en Noruega. Es decir, solo lo esencial en la mochila, probablemente una mochila por cordada y enfocando poco peso y volumen para resolver las secciones técnicas en las que hay que apretar.

Cambio en el diseño.

La Hueco del año pasado ha cambiado completamente el diseño y ha evolucionado hacía un corte mucho más roquero, para convertirse en la nueva gama Multi-pitch. Tiene una inspiración cruzada entre las mochilas pequeñas clásicas de vías de varios largos y los petates Yosemíticos. Sin duda es un acierto el cambio de tejido. El panel exterior y superior tiene esa tela recia plasticosa de los petates que es completamente waterproof y extremadamente resistente a la abrasión. Los paneles laterales son de un textil rígido y resistente, pero algo menos reforzado que el panel exterior. Estos nuevos tejidos y el nuevo corte que traen le dan a la mochila una estructura más sólida, como de cubo, que la hace muy cómoda para guardar las cosas, buscar el material en pared y también está pensada para ser alzada con cuerda fija soportando la abrasión y los golpes. Para tal función se pueden ceñir las correas al máximo para que no se enganche en repisas o árboles.

También me gusta que el nuevo tejido sea waterproof. es una mochila que he usado prácticamente todos los días en Bergen, la ciudad más lluviosa de Europa, ya sea escalando, guiando en mis excursiones de senderismo, o como mochila de ciudad para llevar el portátil y una chaquetilla dentro. No es una mochila estanca pero aguanta tranquilamente unas horas bajo el chaparrón, cosa que la Hueco no hacía. En caso de lluvia muy potente si llevo algo de valor como el portátil, por se acaso lo envuelvo en una funda de plástico.

Hablando del diseño, a mí personalmente me parece un gran acierto el corte y combinación de colores estéticamente. La que yo llevo es en color State Orange, pero tiene una versión en color Zinc, como un especie de azul metalizado suave, que también me llamó mucho la atención.

 

ONTHEBELAY  Descubriendo Ranero: escalada de aventura en Bizkaia.

Volumen. ¿En qué se traducen 20L?

Los 20l están contabilizados en el bolsillo principal “de cubo”, pero a su vez tiene algunos bolsillos y funcionalidades clave adicionales.

Para que os hagáis una idea de lo que dan los 20l, el bolsillo principal estaría lleno con:

OPCIÓN 1, de camino a la pared: 1 juego de friends, un juego de microfriends, 10 cintas, pies de gato, arnés, botella de 1l de agua, 5 barritas, un sandwich, un botiquín ligero y una capa térmica ligera.

La mochila también tiene un strap para poner la cuerda arriba, y un bolsillo de redecilla en el costado, que se puede guardar dentro o quitar, un poco al estilo de las mochilas de trail running y perfecto para llevar una botella de 1l de agua. Además contra la espalda hay un bolsillo adicional que funciona muy bien para llevar los mapas, croquis de escalada y una manta térmica.

Cuando decido con mi compañero de cordada usar esta mochila como única mochila para la cordada para ir minimalistas, normalmente tenemos un protocolo.  Empezaremos calculando el espacio que cogerán las zapatillas de aproximación en la mochila, después meteremos la ropa adicional que vamos a necesitar a la vez que comida y agua. Lo normal es que no haya espacio para más. Después sustituimos las zapatillas de aproximación por los pies de gato y algo de material si cabe dentro. Por lo tanto empezaremos la aproximación con el arnés puesto y el resto del material que no ha entrado en la mochila colgado del arnés. Ahora ya está todo listo para que el primero de cordada suba libre de trastos.

Un buen truco si vais a usar esta técnica para hacer la mochila es llevar en el coche varias capas distintas, así cuando lleguéis al aparcamiento y veáis realmente las condiciones de temperatura, viento, humedad y sobre todo, espacio disponible en la mochila, podréis acabar de definir al milímetro lo que llevaréis puesto y lo que irá en la mochila.

OPCIÓN 2 Excursión larga en Noruega: Dentro del bolsillo principal llevo las botas de excursionismo, capa de aislamiento térmico de verdad (ejemplo: Mountain Hardwear StretchDown DS hooded jacket), pantalón de lluvia, botella de 1l, 5 barritas, botiquín y un sandwich.

Suelo llevar puesta al empezar una camiseta térmica ligera con la chaqueta gore-tex. Al final es Noruega y siempre sopla el viento, siempre llueve algo y siempre hace medio frío. En Noruega suelo empezar las excursiones con unas de esas sandalias de aproximación. En la mayoría de aproximaciones, antes de entrar en el terreno de alta montaña, suele haber que atravesar zonas pantanosas, por lo que prefiero empezar mojandome los pies con este calzado y guardar secos los calcetines y botas para más arriba.

Con esta mochila no necesito más espacio para una excursión a la alta montaña empezando a nivel del mar y acabando a más de 1300m por terreno rocoso y semi complejo.

Ajuste mejorado.

Algo que me ha gustado mucho del nuevo modelo Multi-Pitch es que no sólo puede atarse con el strap del pecho, pero también tiene la opción de atar en la cintura. En pared lo normal es que solo la tengas atada del pecho, para que no te tiré hacia abajo al alzar los brazos, pero usandola en excursiones largas o corriendo, se agradece muchísimo el poder bloquearla en la cintura. los hombros se cargan mucho menos y la carga va más estable, no hay balanceos ni vibraciones molestas. Los straps de cintura se pueden esconder completamente dentro de la mochila, por lo que los puedes eliminar para escalar y también para alzar la mochila con cuerda fija a modo de petate. La de 16l es bastante pequeña como para ser realmente un petate funcional, pero la 25l ojo, que ya da bastante más juego.

Funcionalidad extra: porta materiales.

Me gusta de este modelo comparado con el del año anterior, que tiene dos porta materiales auxiliares en los costados. El arnés que he estado usando este año en Noruega es el típico arnés ultraligero de escalada deportiva y no es muy cómodo para vías de escalada clásica. Sobre todo en el granito noruego donde las vías están completamente limpias y hay que llevar mucho material para hacer las reuniones y equipar largos tirones entre repisas naturales. Por lo tanto, si vamos abriendo una vía de carácter más alpino con dos mochilas por cordada y mucho material; el juego de fisureros que uso menos, las poleas de autorescate, los friends más grandes que se comen todo el arnés y algunas cintas extra, las llevo en los portamaterial auxiliares de la mochila. De esta forma llevo el arnés más despejado y enfocado en las tallas pequeñas, medianas y las cintas express que estimo necesitaré para el largo.

¿Funciona como una mochila de escalada deportiva?

Algunos me habéis preguntado sí la recomiendo como mochila de escalada deportiva o para ir a echar las tardes a la pared. Para esa función yo creo que la de 16l se queda corta, pero la de 25l puede cumplir esa función de sobra. De hecho sería no solo una especialista de pared para actividades en las que se necesita bastante material, pero podría ser una gran allround de medio tamaño. Senderismo, mochila de escalada deportiva, para ir al gimnasio…

¿Funciona como una mochila de trail running?

No es una mochila de trail running en sí, pero se puede hacer excursionismo rápido con etapas corriendo sin problemas. De hecho yo la considero bastante idónea para este tipo de actividad en la alta montaña. A alguno de mis compañeros de cordada les gusta correr por el monte y de vez en cuando me convencen para unirme al grupo. Yo solo me sumo si el paisaje realmente merece la pena y el terreno es ligeramente más de alpinismo o por lo menos vamos sobre rocas o aristas suaves. Hoy en día parece que solo lo puedes llamar trail running si vas en zapatillas, medias de compresión y mochila-chaleco. Sin embargo, para este tipo de terreno y moviéndote a un ritmo ligero, la Multi-pitch 16 una mochila que hace muy bien el trabajo. Especialmente si eres un escalador como yo que solo hace trail ocasionalmente y que valora más dejarse el dinero en una mochila en condiciones de pared y alpinismo ligero que en una mochila de correr.

 

ONTHEBELAY  ¡Aurrera Alberto!

He estado esperando para publicar este test a estas semanas del año, por que normalmente es una buena temporada para hacer vías de carácter muy alpino en Noruega, y tenía planes de tachar alguna de la libreta con esta mochila, sin embargo, prácticamente ha llovido todos los días y ha sido tormenta tras tormenta desde finales de agosto así que las opciones han sido pocas. Lo bueno, es que voy a volver unas semanas para la península y a ver si por ahí se deja hacer algo y puedo actualizar el test.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: