Mountain Hardwear StretchDown DS: rediseñando el aislamiento con pluma.

Si me habéis estado siguiendo este verano, me habréis visto quitándole el brillo a la nueva Mountain Hardwear StretchDown DS. Cuando ví su presentación en ISPO, me sorprendió el concepto y la tecnología. Es impactante la capacidad que tiene de mantener las cámaras de aire, la sensación de robustez, de acolchado y encima llama mucho la atención el planchado sin costuras de las secciones de pluma. Una vez puesta, aluciné con el stretch y la ergonomía que permite mientras mantiene esa nube alrededor. Por otro lado, no la ví tan comprensible ni ultra ligera y seguía teniendo la incógnita de su resistencia a la abrasión para actividades técnicas.

Hablando con mis colegas de Somos deportistas y Mountain Hardwear les pareció interesante ponerla a test batiendo el cobre en mi terreno de juego preferido: mí verano noruego. Lo mismo nos cocemos en mayo, que estamos asegurando a 12º en julio con un viento rugiente del atlántico, o nevando en la alta montaña en agosto, o en trekkings de 20km bajo una constante lluvia, o buscando ese bivouac a mediados de septiembre donde probablemente la temperatura baje a 5º en el valle por la noche.

La semana pasada Mountain Hardwear sacó los primeros teasers presentando esta tecnología.

CAPA EXTERIOR.

Para testar la StretchDown como capa exterior, la he combinado con una camiseta técnica por dentro. Veamos cómo se porta en distintas condiciones:

Para actividades moderadas: sus condiciones idóneas son con temperaturas alrededor de los 12º. Con lo que se refiere al viento, funciona extremadamente bien ante viento moderado e incluso fuerte. Lo cierto es que el viento tiene muy poca capacidad de pasar por este tejido. Las mejores condiciones serán en un día fresco y seco aunque aguanta muy bien los días cambiantes en los que hay más humedad en la atmósfera e incluso pequeños episodios de lluvia ligera.

Para actividades moderadas a intensas: como puede ser el excursionismo ligero en terreno alpino, las condiciones idoneas serán frio seco alrededor de los cinco o siete grados.

Resistencia a la lluvia. El tejido StretchDown DS tiene un cierto ratio de water repellent y lo tiene de verdad. No es ese water repellent que no dura ni cinco minutos. Como cualquier plumas, la lluvia está muy lejos de ser su zona de confort y de hecho si anticipamos lluvias prolongadas, lo mejor es que cualquier tipo de aislamiento por plumas se quede en casa. Sin embargo, por pasarme de fiera, muchas veces me ha pillado el chaparrón. Es lo que tiene ser cabezón y además tester, que al final acabas viendo cuál son las zonas de confort y límite de las prendas.

Como capa exterior, en actividades de hasta cuatro horas con lluvias esporádicas leves e incluso tirando a moderadas esta prenda funciona. De hecho en el atlántico solemos tener esos días que sabes que va a haber un poco de todo. Por intervalos sale el sol, por ratos sopla viento frío, por ratos está nublado, y aunque no estén previstas lluvias, siempre acaba cayendo algo. En estas condiciones me siento cómodo con la StretchDown como capa exterior.

De hecho, varios días me he lanzado con ella, pensando que como máximo me iba a encontrar con algo de lluvia, pero al final me han acabado cogiendo momentos de lluvia fuerte. En esas condiciones, me sorprende que guarda la compostura bastante bien. Sigue manteniendo la burbuja de aire, el calor dentro y no se apachurra sobre ella misma o se empieza a quedar como un trapo mojado, tal como le pasan a muchas chaquetas de plumas. Además se recompone muy rápido en cuanto la da un poco el viento o el sol.

Eso sí, normalmente en esos días cambiantes, cuando empieza a llover, el viento suele parar, el aire se carga y coge temperatura. En esas condiciones, aunque la chaqueta aguante un tiempo, si vas a estar moviéndote empezarás a sudar y a condensar dentro de la chaqueta. Además mientras está cerrada no tiene forma de generar ventilación. No creo tampoco que la chaqueta debiese tener un panel lateral de ventilación ni aperturas laterales; es una chaqueta diseñada para frio seco, no para actividades en humedad o lluvia.

¿COMO CAPA INTERMEDIA EN ACTIVIDADES DE PROLONGADA LLUVIA?

Aunque no es lo idóneo, me la he llevado de excursión durante más de cuatro horas en condiciones en las que sabía que iba a hacer alrededor de 10º con lluvias constantes usandola como capa intermedia y combinandola con una gabardina waterproof como capa exterior. El combo funciona muy bien. En esas condiciones he alucinado bastante de la poca humedad que absorbe para ser una capa de aislamiento con plumas.

No os confundais, salir a la montaña en esas condiciones es desagradable. hacía dos tercios de la subida tus pies empiezan a estar completamente empapados aunque tus botas sean de gore-tex, el pelo calado, las manos arrugadas y sientes que todo está medio mojado, bien por el agua o por el sudor. Sin embargo, las ultimas dos veces que me tocaron esas condiciones con esta combinación de prendas, al llegar a la cima y disponerme a hacer el cambio de capas disponible, me he dado cuenta de que la StretchDown DS se ha mantenido bastante seca debajo de la gabardina. Creo que una de las razones clave es por que la gabardina es ancha, por lo que el agua puede deslizar por ella sin entrar demasiado en contacto con la capa inferior, un poco como lo haría en una tienda de campaña. La zona de la espalda siempre acaba más mojada por una mezcla de sudor y agua. Al final, con la mochila puesta, se acumula el calor y el sudor no se disipa o evapora bien, por lo que se va transfiriendo al tejido. Además, por fuera la mochila hace presión en las capas, facilitando el traspaso de humedad. En la zona de las axilas también pasa lo mismo. Sin embargo, el resto de la chaqueta, como los paneles frontales y laterales se mantienen secos.

De hecho, las últimas dos veces que he tenido esta prenda en estas condiciones, una vez en la cima, he preferido quitarme la camiseta técnica y utilizar solo la StretchDown DS como capa interior y ponerme encima la gabardina. Las dos veces esto ha funcionado muy bien y he hecho el descenso en condiciones bastante más cómodas en lo que se refiere a la regulación de temperatura y humedad que en la subida. Aunque esto tiene truco, puesto que es en la primera hora de actividad es cuando más sudas, cuando más desnivel haces y cuando sueles llevar puesta más ropa, ya que todavía no has calentado.

Bueno, para resumir. Aunque me ha sorprendido la resistencia de la StretchDown DS como como capa intermedia en condiciones duras de lluvia, una capa de aislamiento con pluma nunca debería ser nuestra primera opción en condiciones de agua y humedad sostenidas. Punto. Si el agua llegase al núcleo de plumas de la chaqueta y la empapara, esta dejaría de proporcionar ningún tipo de aislamiento térmico, de hecho te empezaría a chupar tu calor corporal. Muchas chaquetas de pluma, una vez que se han mojado de verdad, nunca vuelven a tener el mismo rendimiento y pueden llegar incluso a arruinarse.

ONTHEBELAY  Testando la chaqueta plumífera activa más inteligente de la temporada. Helly Hansen Odin Veor.

AISLAMIENTO: ¿FUNCIONA COMO UNA CHAQUETA DE CAMPO BASE? ¿ Y DE ACTIVIDAD?

No es una chaqueta de campo base. Es sólida y caliente como para aguantar en la reunión, a pie de vía, haciendo pausas largas en la montaña para comer o descansar y para estar a gusto en el descenso. Sin embargo, para estar las noches en otoño en el campo base, cocinando, socializando y cenando a 5º durante varias horas, para eso mejor una down jacket de verdad. Para el campo base en condiciónes de frio de verdad, la StretchDown DS por si sola no va a funcionar, por lo menos a un nivel de confort, sin embargo se puede reforzar con un sistema más complejo de capas. Debajo de ella se puede llevar perfectamente una térmica de merino, de primaloft fina, o incluso una prenda con paneles de pluma finos. Por otro lado, por encima se puede poner perfectamente una prenda gore-tex, un jersey gordo de lana, o en mi caso, me gusta mucho el combo con la Helly Hansen heritage que estuve testando el verano pasado. Con estas dos prendas casi que ni necesitas saco de dormir, sin embargo el combo solo es posible si tenemos el coche disponible o un campo base de referencia, sino me haría falta una mochila de 35 litros solo para llevar estas dos prendas.

A la vez que no es una chaqueta de campo base, tampoco es una chaqueta de actividad técnica hyper compresible. No es una Ghost Whisperer de Mountain Hardwear, ni una North Face verto micro hoodie, ni una Patagonia micro puff, ni la Lifaloft de Helly Hansen, sin embargo esta propuesta de Mountain Hardwear cubre un amplísimo espacio intermedio.

En términos de stretch, ergonomía y dinamismo se come a muchas de las mejores pretendientes de la categoría aislamiento ultra light técnico de actividad. Sin embargo en lo que se refiere a compresibilidad y peso, esto ya es otra historia. La MH ocupa significativamente más espacio en la mochila. Bastante más. Más o menos ocupa la mitad de mi mochila de 16l. Por otro lado, el aislamiento térmico no es ni comparable. Con la StretchDown DS tienes una chaqueta de verdad, de hecho una buena chaqueta de verdad.

El tema del espacio en algunas actividades va a dar igual, por ejemplo tiene pinta de que voy a usar mucho esta chaqueta para los días de esquí freeride desde la estación, donde la tendré puesta durante toda la actividad. Sin embargo, en actividades de alta montaña y escalar en tapia, ahí ya el espacio y el peso son criterios clave. Esta primavera y verano, ha hecho muy buen tiempo y sinceramente la mayoría de los días de tapia e incluso de alpinismo, he preferido dejarla en el coche y me he llevado algo más compresible. Sin embargo, en esta época del año me la estoy llevando siempre conmigo para actividades serias, ya que en montaña enseguida están bajando las temperaturas a los cinco grados pasadas las siete y media de la noche. En Noruega no hay que andarse con tonterías. De hecho no habría que andarse con tonterías en ningún sitio.

DISEÑO.

Mi última nota, viene del punto de vista del diseño. Personalmente me encanta que es una prenda de alpinismo técnico, pero elegante. Se ve instantáneamente la capacidad de mantener el volumen, el acabado técnico, las costuras planchadas y hasta en los colores de la gama. Llama la atención desde la distancia. La gente se acerca a tocarla y a preguntar. Tiene ese magnetismo logrado, y de lo que más me gusta es que no necesita hacerlo fardando de logotipos enormes, colores brillantes o acabados plasticosos. Desde el punto de vista del diseño, esto es un acierto espectacular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: