Sobre escalar un gran corredor y lanzarse a una norte en la tormenta. (CON VIDEO)

Hay una montaña en el valle que teníamos ganas de tachar esta temporada. El problema; es una montaña enorme, muy alpina y muy caprichosa. Aunque ya la he subido un par de veces, no es tan fácil ir a tiro hecho. Llevamos desde noviembre esperando a verla en condiciones suficientes de estabilidad y por fín el sábado se dio ese día.

Bueno casi, había riesgo 1 de avalanchas y llevaba así ya un par de días. Toda la montaña estaba ya purgada, pero una gran tormenta iba a entrar ese día con fuertes vientos y abundantes precipitaciones con una isocero alta que aumentaría progresivamente el peligro a lo largo del día.

Aunque nuestra vía tuviese varios tramos largos y técnicos, de carácter físico y no precisamente en condiciones demasiado agradables, sabíamos que para las doce y pico podíamos estar en la cima del collado del gran corredor y que por bastante feo que se pusiese, para las dos y poco deberíamos estar en el coche.

Bien, la verdad, que todo salió más o menos según el plan, aunque con un carácter bastante más alpino de lo que lo recordaba. Alpinismo Pirenaico en estado puro.

Tras 16km, 1600m positivos después y una larga travesía de vuelta por un bosque infinito bajo la lluvia, llegamos muy mojados y a cara perro al coche, pero más anchos que altos.

Otro gran dia afuera con el gran Julen (@julen_sar).

 

¡Podeis hechar un ojo a este artículo del invierno pasado para más ideas de actividades en la zona de la Val d’Arties y el Refugio de la Restanca!

Restanca, mucho más que Montarto.

ONTHEBELAY  Escalando en Uskedalen. ¿El Yosemite noruego?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: