Estrategias de capas térmicas por Helly Hansen: Parte 2

Hace unas semanas, cuando llegó el fresco, analizamos distintas estrategias de capas térmicas que incorporar a la actividad.

Estrategias de capas térmicas por Helly Hansen: Parte 1 Capa base.

Sin embargo ahora ya no estamos hablando de fresco, sino de frío del bueno y es hora de analizar las distintas modalidades de capas aislantes. Como en el artículo anterior, nos guiaremos con las propuestas de Helly Hansen, que de hecho este año presentan innovaciones muy interesantes que se salen de los moldes tradicionales de pluma o primaloft.

Vanir icefall down jacket

Hay plumíferos diseñados para usar durante la actividad y plumíferos diseñados para las transiciones antes y después de la actividad.

Los plumas de actividad son por lo general ultraligeros, ultra comprimibles y ergonómicos. Están diseñados para conservar una película de aire caliente cuando nos enfrentamos a actividades de montaña con tiempos en los que nos podemos enfriar, como son las reuniones de escalada o las transiciones y descensos de esquí de travesía.

Estos plumíferos dan ese extra de calor que necesitamos durante la actividad, pero una vez acabada, nos entrará el frío. Por ejemplo al cambiarnos en el coche, preparando la tienda de campaña o en general estando un rato parados expuestos al frío.

Ese es el momento en el que entra en juego los plumíferos gordos, especialmente ahora que las temperaturas diurnas empiezan a bajar de 12º, sopla el viento norte y hiela por las noches.

¿Sin embargo, en que nos tenemos que fijar a la hora de comprar uno?

 

Para los plumíferos de actividad, tendemos a primar la ligereza y ultra compresibilidad aunque eso signifique un tejido menos resistente. Muchas de las propuestas que hay en el mercado funcionan bien mientras los tengamos debajo de la capa exterior; aunque si lo empezamos a llevar por fuera, tienden a desgastarse muy rápido en las zonas de fricción del arnés, mochila y además una enganchada contra roca o un árbol te lo deja fuera de juego y listo para forrarlo de parches de cinta americana.

Para los plumíferos gordos, es mejor primar la durabilidad del tejido al peso. Normalmente lo portamos en el coche o se queda en la tienda o en el refugio y además la gracia es que nos dure una eternidad. Puesto que va a ser la capa que vistamos por fuera, lo vamos a maltratar hasta el punto que llegará a ser nuestro saco improvisado de bivouac más de una vez.

Lo que me gusta de la Vanir Icefall down Jacket es que cumpliendo perfectamente los requisitos para ser un plumífero gordo de campo base pero además tiene muchas prestaciones que la acercan a un plumas de actividad.

ONTHEBELAY  Softshell o hardshell? Equiparse para la temporada primavera-verano.

Helly Hansen tiene una gran ficha técnica en su página web, pero os voy a resaltar sus detalles más clave.

https://www.hellyhansen.com/es_es/vanir-icefall-down-jacket-62778

Tiene un peso y una capacidad de compresión más que correcto en caso de querer llevarlo de actividad, y no supone un drama encontrarle un espacio en la mochila para portearlo hasta nuestro campo base o refugio.

Construcción optimizada que combina el primaloft y un tejido repelente al agua por un lado, con paneles de plumón de ganso en la parte central, trasera y superior de las mangas. Consigue un gran aislamiento térmico pero dejando margen a la ergonomía. El primaloft ofrece un gran refuerzo de calor, se nota. Por otro lado aunque en la construcción haya un tejido repelente al agua (DWR), no os emocioneis porque como todos los plumíferos, funciona muy bien en frío seco, pero si no, son todos un imán para la humedad.

Conclusión: si vamos a estar bajo lluvia fuerte pues mejor que no sea nuestra capa externa; por otro lado, si va a haber llovizna o nos preocupa el rocío de la mañana, entonces no tendremos ningún problema.

La capucha está muy bien diseñada; por la parte superior abraza muy bien el casco ya que el plumaje es menor en esa zona, sin embargo el panel que abraza el cuello es gordo y nos sella del frío. Con la cremallera cerrada hasta arriba, nos coje muy bien hasta la nariz pero dejándonos respirar y sin provocar excesiva condensación y humedad. Además me gusta que Helly Hansen usa en la zona que toca la cara un panel suave que limita esa sensación desagradable de fricción o tirantez contra la barba y la piel.

Otro guiño interesante que tiene y que nos hace ver que ha estado diseñada para la actividad es que es más larga por atras que por alante. El faldón trasero nos da ese extra de aislamiento, pero siendo más corta por delante no nos limita la movilidad de las piernas.

Además, la cremallera central puede abrirse desde abajo, lo que nos permite sacar bien por fuera la anilla central del arnés y asegurar cómodamente.

Detalle final, me encanta el color; lo llamo “bonito del norte” por ese brillo azul intenso ligeramente metalizado.

odin flow jacket

Está chaqueta es muy particular y presenta la nueva tecnología H2Flow de Helly hansen.

Su construcción permite retener una película de aire caliente en su interior que integrada a un sistema rápido y regulable de ventilación nos permite cubrir un amplio rango de temperaturas sin sumar o quitar capas.

ONTHEBELAY  Dalbello Lupo AX 125C 2017-2018 TEST: Backcountry y Alpinismo

Esto parece un poco complejo, pero vamos a ver cómo está logrado.

  

El aislamiento térmico no está logrado con pluma sino con una combinación de primaloft y un tejido en estructura de malla que retiene una película de aire caliente dentro de la chaqueta. La verdad que es capaz de generar un calor similar al de un primaloft gordete o un plumas activo sólido.

El tejido exterior, es un tejido softshell, repelente al agua hasta lluvia moderada y con cierta habilidad de transpiración. La chaqueta tiene dos bolsillos laterales y dos cremalleras en el pecho que no son bolsillos. Si abrimos estas cuatro cremalleras la malla interior y la bolsa de aire quedan expuestas al exterior permitiendo una rápida ventilación. Esto está muy logrado. El intercambio de aire es inmediato, se rebaja el calor instantáneamente y de una forma sorprendentemente homogénea y controlada. Vamos, que no entran corrientes de aire que crean una dualidad de zonas frías y zonas todavía calientes que acumulan humedad.

Con todo abierto se asemeja a una softshell con algo de revestimiento, pero con esa ventilación mejorada. Cuando cerramos las cremalleras, tarda muy poco en empezar a coger calor y lo consigue sin sobre acumular humedad.

  

Las veces que he decidido usarla en actividad ha sido obviamente en días de frío y sobre todo de exposición al viento, principalmente en escalada, alpinismo y en trekking en otoño en Noruega.

En esas situaciones suelo llevar las cremalleras laterales abiertas mientras escalo para ir ventilado y sin sudar, y las cierro una vez llegado a la reunión cuando estoy expuesto al viento y necesito ese mayor aislamiento térmico similar al de un plumas.

Cambiarse de capas siempre es molesto, rompe el ritmo, no siempre es posible y a veces no podemos hacerlo en seguridad. Con esta chaqueta, en esos días de entre 4 y 13º podemos lograr estar en confort prácticamente todo el día sin andar cambiandonos de capas. En la mochila abulta bastante más que uno de esos plumas ultra comprimibles y pesa más, pero bien jugadas las cartas es posible que la tengamos puesta en todo momento.

 

 

La verdad que cuando la recibí para test, no me acabó de convencer a primera vista. Se me hacía un poco suave el tejido exterior y pensaba que la iba a destrozar contra la roca. Sin embargo está bien reforzada en los hombros, paneles laterales y debajo de los brazos, que son las zonas más expuestas al roce. La he usado mucho en pared y aristas alpinas y solo le he hecho un par de agujeros de un mismo enganchón con un saliente de granito muy afilado. En su defensa solo hardshells de muy alta gama hubiese salido de esa sin agujero.

Por el resto está muy entera. No me suele gustar llevar un plumas en pared, ni aunque sean plumas activos, porque sabes que es solo cuestión de tiempo que lo destripes contra la roca. Por otro lado, esta chaquetilla puede ofrecer esa sensación de plumas pero con una resistencia y consistencia que se acerca más a una softshell, aunque eso sí, mejor no frotar mucho tampoco.

 

ONTHEBELAY  Ligero y resistente. ¿Hasta donde funciona esta premisa en el freeride de montaña?

https://www.hellyhansen.com/es_es/odin-flow-jacket-51755?gclid=Cj0KCQiArYDQBRDoARIsAMR8s_QwioV7UFMk4wqZtSTcfnYive84Qi18_2B9-aXHSYvNXrUYSflhxgYaAt0sEALw_wcB

heritage pile jacket

Esta chaqueta es la caña.

Se llama heritage porque es una versión moderna y actualizada de la que sacaron al mercado en su día a principios de los 60.

Estás chaquetas de tejido largo que vemos a veces son extremadamente agradables y tienen ese look montañero/marinero retro que está tan de moda ahora.

Esta versión de Helly Hansen me ha gustado en particular porque tiene un tallaje bastante fit, de forma que queda elegante y no desgarbada.

Usada como capa exterior genera muchísimo calor y es muy agradable en el pie de vía, en la hoguera de media noche, después de hacer surf, en el campo base o en la terracita del refu.

Si hace mucho viento es verdad que pasa un poquito el aire entre las fibras y la verdad que si estas en movimiento se agradece. Sin embargo, si decides usarla de capa intermedia dentro de una shell es como estar dentro de un horno.

Está chaqueta no es mi primera opción como capa activa, bueno, a no ser de que empiece a hacer ese frío que te cubre de escarcha los pelos de la cara, pero por lo menos te hace sentir un poco más Walter Bonatti en sus años mozos y eso, la verdad que mola bastante.

https://www.hellyhansen.com/es_es/heritage-pile-jacket-51785

Mezclandome con los locales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: