Bergen: destino de escalada de verano. (parte 1: Deportiva y Bloque)

En los alrededores de Bergen hay mucha roca. De hecho, es uno de los mejores sitios que he conocido para la escalada en verano. Esto es una afirmación atrevida, sobre todo teniendo en cuenta que he vivido algo más de un año en Chamonix, que escalo mucho por España y que viajo bastante para escalar.

Este es el tercer año que estoy la primavera y el verano en Bergen.

En un radio de conducción de cuarenta minutos desde el centro de Bergen tenemos algo más de 1000 vías de deportiva en 43 sectores, cerca de la mitad de sectores de escalada clásica y varias zonas de Bloque.

La roca principalmente es Gneis. Wikipedia define el Gneis como una roca metamórfica compuesta por los mismos minerales que el granito (cuarzo, feldespato y mica) pero con orientación definida en bandas, con capas alternas de minerales claros y oscuros.

A efectos prácticos para el escalador, esto significa que tiene la misma adherencia que el granito, pero en vez de encontrar principalmente fisuras y placas, tenemos un granito tremendamente tipado para la deportiva, con desplomes, panzas, regletas, invertidos y pequeñas fisuras de dedos.

Estas vías se llevan escalando más de 30 años y no han perdido nada de agarre.

Abundan las líneas estéticas y de alta calidad.

 

Hoy nos toca hablar de deportiva y de bloque.

La mayoría de los sectores son pequeños. No suelen tener más de 10 vías y no suelen pasar de los 20 metros, aunque hay varios sectores grandes e incluso superiores superiores a los 35m.

Muchos sectores están cerca los unos de los otros y me gusta que cada sector tiene su estilo de escalada. Por ejemplo, si un día nos apetece placa alrededor del 6º grado, pues hay varios sectores que son unas 10 vías de esas características tales como Helen Festning y Helleneset. Si te apetece desplomes, pues lo mismo, vas a alguno de los sectores de desplomes como loddefjord, furunkulose, misiveggen o mojavato. 

De esta forma se pueden trabajar de forma bastante encuadrada todos los estílos y resulta fácil progresar de forma natural.

¡Ya no tendrás excusas para no subir el grado!

¡Aviso! el Gneis de Bergen es adictivo. Suelo acabar la temporada fuerte y motivado, pero de la que vuelvo a la caliza del norte, que suele estar medio húmeda y sobadisima, enseguida decido que ya he tenido bastante deportiva y que es hora de pasarse a un plan más de montaña. Puede que esto no sea justo para la caliza del norte, sé que tenemos muy buena y a veces a disfruto muchísimo, pero en general no me motiva tanto para apretar en deportiva.

¿Alguien dijo bloque?

 

 

Me encantan los veranos en Bergen, sobre todo por el clima. Esta es una afirmación difícil viniendo de la ciudad más lluviosa de Europa. Aquí llueve unos 240 días al año y hay cerca de 2300mm de precipitaciones anuales. El verano es una lotería, a veces hace calor, pero por lo general estamos cerquita de los 15º y hay muchos días que no pasamos de los 10º.

Para mí es la temperatura perfecta para actividades largas en montaña y de hecho estás cerca de la temperatura óptima de fricción de la piel y la goma de pies de gato.

Además hay que tener en cuenta que básicamente no hay noche de mitad de primavera a mitad de verano, por lo que podemos escalar prácticamente a la hora que nos dé la gana y cuadrar vías de largos incluso después de trabajar.

Luego está la lluvia. Bueno, esto puede ser un problema mayor. Sobre todo cuando se queda bien aparcada en la ciudad durante muchos días seguidos. Si que es verdad que la lluvia se concentra al pie de las montañas del centro y la mayoría de sectores de escalada están en el archipiélago costero que goza de un clima mucho más seco.

  

Hay muchos días que llueve en la ciudad, incluso lluvia fuerte, pero después del trabajo conducimos media hacia las islas de Askoy, Sotra, Oygarden, Nordhordland o hacia los fiordos del sur y estamos escalando al sol.

El escenario también es top. Muchos de los sectores están a pie de fiordo, desde algunos se ven glaciares o cumbres nevadas. Cuando hace un tiempo más veraniego, invitan a tomarnos el día con calma, pescar un poco entre vía y vía, darse un baño o un paseo para buscar arándanos.

 

 

En Noruega hay una ley que permite la acampada libre en la tierra no cultivada o explotada, por lo que podéis acampar libremente cerca de los sectores o en las montañas.

En Bergen hay una gran comunidad escaladora, principalmente agrupada alrededor del Klatreklubb (club de escalada de Bergen). Tienen dos salas de escalada y se encargan de publicar las guías, mantenerlas actualizadas y equipar y reequipar los sectores. Sorprende lo fuerte que está la gente por estos lares. En facebook hay varios grupos de escalada que funcionan muy bien. Además la gente es en general amable; si nos acercamos al roco es fácil conocer a gente motivada que te ayude a encontrar los mejores sectores o que te inviten a planes.

 

Con todo esto te preguntarás por qué todavía no has oído hablar de Bergen como destino de escalada.

Supongo que por varias razones. En primer lugar, el tiempo. En un verano, te hinchas a escalar, pero tal vez si vienes sólo una semana, te puede tocar rana.

Segunda razón, el presupuesto. Noruega tiene fama de caro y lo es, pero organizando las cosas bien, no tiene por qué serlo. Sin enbargo es verdad que mucha gente cuando viene a Noruega, suele coger una semana de vacaciones y prefiere adentrarse en los fiordos más espectaculares como Hardanger, Geiranger o Sognefjord en vez de quedarse en el archipiélago de Bergen.

  

Tercera razón, que simplemente Bergen no está de moda. En mi opinión, para un escalador medio/avanzado que escala sobre el sexto y séptimo grado, Bergen es uno de los mejores lugares que he conocido en Europa para escalar. Incluso hay una cantidad enorme de octavos. Sin embargo, no hay novenos (por lo menos encadenados todavía) y Chris Sharma no ha hecho aún un video en Bergen. Quizá sea esto lo que le falta para volverse el Kalymnos de Verano.

Espero que os vaya poniendo los dientes largos y en cuanto tenga un poco de tiempo publicaré la segunda parte del artículo centrada en la escalada clásica.

¡A darle duro!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *