Softshell o hardshell? Equiparse para la temporada primavera-verano.

Este artículo busca entender las claves detrás de la toma de decisiones a la hora de elegir entre una chaqueta softshell o hardshell en función de nuestro presupuesto y actividades.

Para este artículo he estado testando la chaqueta VANIR LOGR de HELLY HANSEN, una softshell versátil para las tres estaciones y que nos va a ayudar a entender las ventajas y limitaciones de esta categoría de chaquetas.

La he estado testando por algo más de un mes desde la costa norte hasta los pirineos. Desde aristas alpinas, a esquí de travesía, hiking, mountain bike, escalada e incluso es la chaqueta que estoy usando para ir a ver las olas y estar en la costa los días de tormenta.

 

“Siempre una buena Hardshell y déjate de chorradas.”

Está es una afirmación sencilla, claro. ¿Por qué no ibas a llevar tu chaqueta de 3 capas y capacidad de protección al agua de 30 000mm y en vez de eso sacar tu dos capas o dos capas y media con una protección máxima de 12 000?

Bueno, a veces hay un poco más de dilema detrás de está decisión de lo que parece a primera vista.

 

Para empezar, una chaqueta termosellada con un waterproof ratio superior a 30 000mm va a costar normalmente desde 400€ hasta más de 700€. Vas a necesitar este tipo de capa sí o sí a medida que tus actividades se hagan más serias o salgas a la alta montaña en invierno.

Sin embargo, eso no significa que quizás sea inteligente reservar tu chaqueta que te ha costado más que el alquiler para cuando realmente las condiciones y el terreno sean comprometidas y por otro lado usar una softshell de 10 000mm, por debajo de los 200€, para tus salidas más rutinarias. En este caso la chaqueta VANIR LOGR cuesta 180€.

 

Dejando el presupuesto de lado, la segunda razón principal para decantarse por una softshell es que de hecho, están mejor tipadas para una gran variedad de actividades en la montaña durante el periodo primavera-verano-otoño que una chaqueta hardshell.

 

LA CAPA AISLANTE

Las capas softshell logran mayor ratio de transpirabilidad y permiten un movimiento más natural disminuyendo esa sensación de rigidez casi plasticosa de las hardshells.

 

En el caso de la chaqueta VANIR LOGR es inteligente que han usado una combinación de dos materiales distintos para la capa aislante.

Las partes más expuestas como el panel de los hombros, panel frontal, parte superior de los brazos y capucha son de una membranal más recia de 2 capas y media llamada Helly Tech resistente al viento y a una columna de agua de 10 000mm.

Por otro lado las zonas menos expuestas pero que tienden a concentrar calor y generar sudor como los paneles laterales, bajo los brazos y zona central de la espalda (bajo la mochila) están constituidas de una membrana menos repelente al agua pero de alta transpirabilidad. Está membrana también es más suave y flexible por lo que logramos un fit ergonómico que nos da mucha facilidad de movimiento y transpirabilidad en actividades de alta intensidad tales que el fast hiking y el esquí de travesía.

 

Un detalle que me encanta es las rejillas de ventilación en la zona alta de la espalda y sobacos. No suelo tener problemas con el frío, pero lo del calor….eso no lo aguanto.

Las rejillas están protegidas de los elementos y proporcionan una ventilación muy agradable.

Me gusta particularmente que se hayan decantado por está construcción en vez de por la clásica cremallera lateral, que en mi opinión solo hacen la chaqueta más pesada e incómoda para escalar.

 

 

 

 

FORRO INTERIOR

Las chaquetas softshell suelen ser más ligeras y ocupan poco espacio en la mochila, pero ojo, que a veces esto tiene truco.

Algunos fabricantes tienden a sobrecargar sus softshells con gordas capas aislantes que se vuelven una pesadilla para moverse rápido o escalar con ellas y además ocupan la mitad de tu mochila. La verdad, no entiendo demasiado esta moda, en mi opinión destroza todas las ventajas técnicas que puede tener una softshell.

En mis capas, las cosas claras y sencillas; la capa protectora debería ser solo una capa protectora y por otro lado deberíamos tener un forro aislante para el frio.

Cuando empiezas a mezclar acabas intentando abarcar mucho, pero apretando poco.

 

LA chaqueta VANIR LOGR tiene un revestimiento muy fino aterciopelado. Es justo lo suficiente para tener un tacto MUY agradable contra la piel o una camiseta fina, pero no demasiado como para sentirse pesado o voluminoso.

 

La zona del cuello también tiene un panel del mismo material. Cuando estás en camiseta es un pequeño lujo sentir tu cuello contra el aterciopelado en vez del típico tacto frío y plásticos de las hardshell.

 

 

COMPORTAMIENTO BAJO LA LLUVIA

 

El tejido Helly Tech soporta 10 000mm de resistencia al agua. Como se traduce eso en el terreno?

No he sido lo suficientemente rápido con mi cámara todavía, pero cuando empieza a llover puedes sacar perfectamente esa foto que tanto nos gusta de las gotas flotando y resbalando por el hombro de tu chaqueta.

Esto está muy guay, pero tienes que pensar que en un día de lluvia fuerte y prolongada, como solemos tener en la costa norte, al de unas horas, la lluvia acabará pasando.

La chaqueta tiene algunos puntos débiles, pero más que nada, porque está diseñada como tal; no pretende ser una hardshell.

Incluso si las cremalleras están inteligentemente situadas, escondidas y redobladas por capa protectora, no están termoselladas. Los paneles transpirables poco a poco irán cogiendo humedad y al de unas horas incluso notaremos la humedad a través de los paneles Helly Tech.

Esto no quiere decir que nos vayamos a empapar.

En el típico día en que se alternan nubes, resol y momentos de lluvia, incluso de lluvia fuerte, no deberíamos sentir la humedad penetrar nuestra capa o solo de forma no significativa. En cuanto sale el resol y sopla un poquito el viento la capa se seca y vuelve al punto cero muy rápido.

En uno de esos días de lluvia fuerte y prolongada, hacia el final de la primera hora los paneles laterales empezarán a transferir humedad, y lo mismo pasará con los paneles Helly Tech al de otra hora. Mientras estéis en marcha la sensación es más como de ir añadiendo humedad a vuestro sudor, pero no es esa sensación de estar mojado y frío.

Para esos días malos es importante planear las cosas bien y optar más bien por salidas en las que estemos de vuelta en casa en un máximo de tres horas.

La verdad es que, en tales condiciones, incluso con una hardshell es difícil no acabar de forma parecida. Aunque la capa proteja durante más tiempo, la humedad presente antes y durante una tormenta de verano va a hacernos sudar y dar sensación de empape si estamos moviéndonos un poco rápido.

 
 

 

MEJOR ACTIVIDAD

De mayo a octubre, si salgo a hacer una actividad rápida de 4h máximas de duración y va a llover en algún punto, incluso si va a ser lluvia fuerte, entonces mi elección sería una softshell tipo la VANIR LOGR.

 

Esta chaqueta funciona muy bien para hikes rápidos con mochila ligera. Para esos días, me gusta combinarla con una camiseta altamente transpirable y el fondo de mi mochila siempre llevaría otra camiseta de recambio y una capa térmica aislante ligera por si acaso.

 

De la misma forma he estado muy contento con los resultados en esquí de travesía primaveral y trepando terreno fácil (aristas con pasos esporádicos de III) puesto que te sientes con una shell propiamente dicha, pero tienes mucha libertad de movimiento y mayor transpirabilidad.

 

La VANIR LOGR es ahora mismo mi primera elección para los días de escalada deportiva y bloque ya que es transpirable para las aproximaciones con mochila pesada y aguanta sobradamente cualquier lluvia que pueda salir en un día roquero.

 

 

LIMITACIONES

 

Solo elegiría una softshell antes que una hardshell si sé que al finalizar la actividad voy a estar de vuelta en casa o en algún lugar en el que me pueda cambiar y secar propiamente.

Para una actividad más expuesta como un hike de varios días, vivaquear o dormir en tienda, me parece más inteligente llevar siempre una buena hardshell y una capa extra de primaloft gordita o de plumas. Preferiblemente primaloft en mi caso.

 

No es una chaqueta de running. Si estás metido en el mundo del trail running, hasta el punto de necesitar una capa aislante específica que vaya a juego con tus medias de compresión, entonces está chaqueta no es para tí. Normalmente las capas de trail son básicamente un plástico muy comprimible de alta transpirabilidad. En el trail, menos es más, así que a está chaqueta le sobrarían bolsillos, cremalleras, el forro aterciopelado y aún así querríamos una membrana todavía más ligera y vaporosa.

Sin embargo, si no eres un gran fan del trail running, pero sales a correr a la montaña de vez en cuando o a hacer actividades rápidas de larga duración, como es mi caso, entonces la VANIR LOGR es más que suficiente para tí, y de hecho, una muy buena opción.

 

RESISTENCIA A LA ABRASIÓN

Aquí es donde los escaladores tenemos que ponernos estrictos con nuestra shell.

Hay dos cosas que destrozan nuestras chaquetas: la primera, el desgaste rutinario de las abrazaderas de la mochila y el arnés; y la segunda, la fricción contra la roca.

Con está última hay que tener cuidado, un simple movimiento erróneo en el que frotemos contra una roca afilada puede abrir una raja muy grande en la mayoría de tejidos técnicos que encontramos en el mercado.

 

Tras un mes intenso de actividad testando la VANIR LOGR, no presenta todavía marcas de desgaste de la mochila o el arnés y eso que la he usado varios días con la típica mochila pesada de esquí alpinismo y con el arnés cargado de todo el material de escalada clásica.

Esto me ha sorprendido positivamente.

 

Sin embargo, la semana pasada la llevé a una actividad alpina. Llegamos a un tramo en el que había una arista con pasos de III y IV y hubo un punto en el que tuve que hacer una maniobra de fricción, un poco a lo paso de chimenea y al salir de esa maniobra me dí cuenta de que le había hecho tres agujeros pequeños en el hombro.

 

La verdad es que era un granito muy afilado.

De hecho esto también pasa en hardshells que no tienen una alta resistencia a la abrasión, cómo es el caso mi pantalón de esquí de travesía que he usado este año. No obstante las hardshells fabricadas para aguantar la abrasión pueden aguantar este tipo de fricción una y otra vez.

Tengo una de esas chaquetas con la que he estado muy contento, así que ahora ya sé que cuando elija una actividad en la que pueda haber pasos “sucios” de escalada en fricción, mejor sacar una hardshell a prueba de bombas como puede ser la HELLY HANSEN ODIN 9 WORLDS.

 

TALLAJE

Mido 1.80, peso 78kg, tengo los brazos más bien largos, cintura estrecha y hombros más bien anchos.

En las imagenes tengo la VANIR LOGR en talla L y tiene un fit atlético y cómodo para la actividad de intensidad.

Algo que me gusta bastante del corte es que es más larga en la parte de atrás que de alante. Este faldón es muy cómodo para esquí de travesía y con el arnés puesto, ya que evita que se te mete el frío en los lumbares. Además de esta forma no hay tejido sobrante en la parte de alante que limite el movimiento de las piernas y la cadera.

 

ÚLTIMA NOTA

Los acabados de la chaqueta están puestos de forma muy acertada e inteligente, y hacen de la VANIR LOGR una chaqueta de alta actividad pero agradable. Además, me gustan sus líneas elegantes y color chartreuse brillante.

 

Espero que ahora tengas más claros los conceptos en los que os teneis que fijar a la hora de elegir vuestra shell.

Si tenéis dudas o me quereis preguntar algo concreto no dudéis en dejar un comentario.

Que tengáis un buen día en las montañas!

 

3 thoughts on “Softshell o hardshell? Equiparse para la temporada primavera-verano.

    • Podría funcionar muy bien como tercera capa de esquí alpino en primavera. Sin embargo para esos momentos de invierno con viento cruzado y frio en el telesilla se complicaría la cosa.
      Funcionaría con una capa intermedia bien aislante, pero al final es una chaqueta que está diseñada para estar en movimiento e ir ventilando a la ve que aislando; pero siempre en movimiento.

      Yo personalmente para el esquí alpino puro y duro, no creo tanto en las tres capas y prefiero primar una capa exterior que tenga cierto revestimiento termico ante la clásica capa fina de alpinismo.
      Aún así, si vamos a optar en invierno por las tres capas, yo recomendaría siempre hardshell.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *