Road trip en Córcega.

¿Todavía no tenéis planes para semana santa? ¿Os da pereza coger vuelos y alojamiento? Eso mismo me pasó el año pasado. ¿Y si os propusiera un plan road trip, campings medio salvajes, dormir al raso, playa mediterránea, escalada y hiking?

¡Bienvenidos a Córcega!

La verdad que el año pasado acabé allí de rebote. Estaba viviendo en Chamonix, me salio una semana de vacaciones de repente y como tenía ganas de costa pues me bajé a la costa de Liguria.

En Chamonix todo el mundo habla de lo increíble que es Finale liguria, pero la verdad es que no llegue a estar  a gusto. La escalada es increíble; sin duda. Sin embargo hay mucha gente, la playa no es muy agradable, está empotrada contra el pueblo y completamente invadida por las tumbonas de los hoteles.

Podría haber pasado allí un buen fin de semana de escalada, pero para unas vacaciones me apetecía algo más relax.

De rebote, un día siguiendo la costa Italiana, vimos una terminal de ferrys que hacía conexión con Córcega. El viaje duraba una noche y en esta época del año costaba unos 70€. Corsica ferries tiene conexiones a precios similares desde Marsella y Niza y creo que hay operadores desde Barcelona.

Córcega es MUY turística en julio y agosto, pero el resto del año es tranquila, salvaje y auténtica. Amanecimos en el puerto de Bastia. Una ciudad agradable, nos tomamos un helado y salimos en dirección a las playas de la costa este. LLama la atención que en cuanto sales de la ciudad rápidamente empiezas a ver playas de postal a tu izquierda y a la derecha tienes ahí mismo el macizo del monte Cinto con sus 2700m lleno de nieve. El contraste es realmente increíble.

En córcega hay mucha alta montaña y muy buena, de hecho gran parte de la gente que acude ahora es para hacer el GR-20. Sin embargo nosotros viniendo de Chamonix, teníamos más ganas de costa.

Toda la isla está llena de granito y antes de Porto Vecchio hay algunas playas con enormes bloques de granito. ¡¿Qué más se puede pedir?!

La zona de Piana con sus carreteras incrustadas en el granito es para alucinar y las agujas de Bavella tienen una fuerza y un carácter que poco tienen que envidiar al skyline de Chamonix. De hecho, de lo que más me gusto de Córcega es que es uno de esos lugares en los que no necesitas una “to do list” de cosas que hacer o sitios que visitar, hay lugares poderosos en todas partes.

En definitiva, solo estuve seis días. El plan era conducir unas horitas cada día y hacer por lo menos una actividad de hiking, escalada o playa durante por lo menos medio día. En seis días hicimos el círculo de la isla con mucha calma. Estuvimos lejos de hacer todo, pero Tuvimos playa, hiking, escalada, alta montaña, pueblitos con mucho encanto y mucha tranquilidad.

Quitando las cuatro calas más famosas, las playas que son suficientemente grandes como para tener un paseo con hoteles e infraestructura de turismo y los centros históricos de Calvi y Porto Vecchio, te sientes solo en la isla.
No os lo penséis mucho, meted la tienda y el saco al coche y rumbo a Córcega!

ONTHEBELAY  Rabadá-Navarro al mallo fire, Riglos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: