Equipaje para un viaje largo de surf.

La primavera es un buen tiempo para viajar en busca de olas. En un surf trip de una semana, te vas a buscar solcito, olas perfectas, deslizar, intentar girazos y con suerte oler algún tubo. En un surf trip de un mes o más, te vas a descubrir un lugar.

Mis surf trips son un tanto particulares. Me gusta irme tiempo, me gusta que haya surf, mucho surf de hecho, pero no necesariamente que todo gire entorno al surfing. Lo que realmente busco es estar a gusto en un lugar poderoso. Para mí un lugar poderoso suele ser el que tiene montaña escarpada cerca de la costa y en el que el clima sea un tanto rudo. Descubrir un lugar poderoso implica necesariamente un componente de exploración, de hiking, de buscar en el mapa bahías con potencial, subir algún pico representativo de la zona, mirar alrededor buscando roca, fantasear de cómo será ese paisaje en pleno invierno o de cuánto mar podrán aguantar esos spots.

El que mucho abarca, poco aprieta; supongo que por eso no soy tan buen surfista.

El principal problema que encontraréis para este tipo de viaje es la logística.

Antes de empezar a meter cosas hay que tener muy claros los siguientes parámetros:

-¿Vamos a facturar equipaje?

-¿Tiene que entrar todo en una mochila?

-¿Vamos a tener en nuestro viaje un campamento base o almacén?

-¿Habrá tramos importantes a pie con todo o gran parte de nuestro equipo a cuestas?

-¿En ese caso, necesitaremos llevar tienda, saco y material de camping a la vez que tener espacio para comida y agua?

-¿Vamos a alquilar coche o vamos a estar moviéndonos constantemente en transporte público? En ese caso, el transporte público es de calidad y friendly con el equipaje o es propio de un país en desarrollo?

Para este artículo me he basado en la experiencia de dos viajes que aún teniendo similitudes han tenido una logística completamente distinta.

El primero de esos viajes fue a Sudamérica por la franja Pacífico-Andina desde el norte de Ecuador a Santiago de Chile. Este viaje duró cinco meses y fuí con una mochila de 42l, no lleve tabla de surf y me desplazé en transporte público.

El segundo viaje fue de un mes a las islas Lofoten y la costa ártica noruega. Para este viaje lleve el equipo íntegro de surf, alquilé un coche y contaba con “campamento base” o más bien casa, en la que dejar el material. Por otro lado, ese apoyo logístico también se tradujo en moverse más lejos en mini expediciones de pocos días en autonomía implicando llevar equipo de bivouac y víveres.

Esta semana empezaremos hablando del viaje a Sudamérica.

Cuando fuí a Sudamérica, tenía muy claro que menos iba a ser más. Había que meter todo en una mochila de alpinismo de 42l.

La idea de este viaje era ir alternando periodos de dos o tres semanas en la costa con periodos similares en la sierra. Decidí no llevar tabla porque por un lado en tantos meses y tantos desplazamientos en buses colectivos, las tablas no tendrían ni una oportunidad. LLevar tabla también te limita a las principales compañías turísticas de alto coste por tener una bodega suficientemente grande, pero que desgraciadamente no pasan por zonas alejadas del circuito turístico convencional y por lo tanto imposibilitando lugares muy interesantes.

ONTHEBELAY  Días de esquí árticos EP3. Senja: sobre belleza y aprender a golpes.

Por otro lado, como os imagináis no es lo más idóneo llevarse una tabla de surf a un refugio de montaña o andar estresado en la alta montaña pensando en si tu tabla seguirá viva en ese hostel que la dejasteFinalmente, nadie va a asumir ninguna responsabilidad si tu tabla se rompe.

A continuación veremos qué llevar, cómo hacerlo, lo que nos conviene dejar y un par de astucias que os van a ayudar a meter todo en 42l.

ROPA:

Minimizar ropa: pensad en llevar lo indispensable y que sea en cierto modo “tecnológico”. Pensad que es más que probable que os acabéis comprando allí algún jersey de alpaca, algún gorro y alguna camiseta de recuerdo. Si os faltan calzoncillos, calcetines o camisetas, en cualquier mercado las podéis comprar en packs muy baratos.

-3 camisetas técnicas (anti transpirantes, anti bacterianas y bien ventiladas).

-1 camisa técnica ligera: (anti transpirante, ventilada y agradable).

-1 polartech como capa aislante.

-1 pantalón técnico outdoor lifestyle ligero y si posible repelente al agua. Intentad que sea beige, verde, que parezca un vaquero o que sea un poco elegante como para sacarlo a cenar y tomar algo sin parecer rambo.

-1 pantalón técnico a mitad de camino entre softshell y gore tex.

-1 chaqueta gore tex cortavientos, transpirable y repelente al agua.

-1 o 2 bañadores (que harán las funciones de pantalón corto y bañador).

calcetines técnicos + calzoncillos confortables (a placer de cada uno).

-1 toalla de viaje.

-Sandalias de montaña.

-sabana de camping o saco ligero.

-Mosquitera. Solo si pensamos pasar mucho tiempo en la selva y hacer un poco de freeriding. En realidad, prácticamente todos los alojamientos en zona de mosquitos tienen muy buenas mosquiteras, pero nunca sabes dónde puedes acabar.

MATERIAL:

-INDISPENSABLES SUPERFLUOS:

Aquí meteremos lo que consideramos que nos hace más agradable el viaje aunque no tenga una funcionalidad de primer orden. Para algunos será un Ukelele, para otros unos cuantos libros, para otros material de fotografía…En mi caso me es imposible viajar sin mi equipo básico de montaña.

 Por lo tanto esta es mi lista:

-un par de pies de gato.

-Botas de alpinismo ligero.

-un arnés ligero, 2 mosquetones, 2 cintas express,  descensor y cintas, juego de fisureros, juego básico de friends.

 

ONTHEBELAY  Glaseando con Juan.

-INDISPENSABLES INDISPENSABLES:

-Botiquín de emergencias.

-lejía/filtro o purificador de agua.

-nécessaire. Higiene + protección solar.

-frontal; navaja; brújula; pedernal; cinta americana; cordino.

plato; vaso; cubiertos de camping; termo o botella de agua de 1l.

-Reparador de tablas Solarez.

-Parafina (sí; a veces es difícil de encontrar, y mira que gracia el día que esté rompiendo fuerte un pico solitario).

-Escarpines ligeros.

-Parte superior de lycra/neopreno a poder ser con capucha.

En Perú y Chile, incluso en pueblos pequeños y olas secundarias, siempre hay buen material para alquilar y precios muy razonables, sobre todo si haces un alquiler de una semana o más.

En Ecuador siempre encontré material, pero a veces la oferta era justita o incluso estaba deteriorado. Allí el Solarez me salvo de alguna. De hecho, haciendo un par de reparaciones sencillas en tablas viejas, conseguí un precio bastante bueno en un Hostel.

La chaquetilla de neopreno es buena idea. Hasta el norte de Perú que el agua está caliente, te protege del sol y te ofrece un poco de aislamiento al agua permitiendote dar baños más largos. En Chile y algunas zonas de Perú, que el agua está muy fría, puede ser un buen complemento a tu 3/2 o 4/3 de alquiler en los días crudos o baños largos.

Escarpines son más que recomendables. No tanto por el frío, que también; sino por los fondos de roca volcánica y arrecifes llenos de erizos de mar.

Por una sola caída en Iquique me tuve que acabar sacando de los pies 53 puntas de erizo de mar con una navaja de bolsillo. Evitad la novatada si podéis, es muy poco agradable.

 

ASTUCIAS DE EMPAQUETADO:

Si guardáis la ropa en churritos ocupa bastante menos. Pensad también en dejar cerca de un tercio de la mochila vacía al partir. Las cosas bien guardadas ocupan poco, pero cuando tengaís ropa sucia y mojada hecha una bola en una bolsa de plástico, pues ocupará bastante más.

Llevad un saco de viaje plegable de 60l para guardar y proreger vuestra mochila en los desplazamientos. Ocupa muy poco doblado y tienen un volumen de unos 60l. Cuando vayáis a coger un transporte meted vuestra mochila dentro. Es muy práctico porque con el espacio extra que tiene, podréis llevar la bolsa de la ropa sucia o mojada fuera de la mochila evitando olores. Por otro lado, el día que regreseis a casa también te cabrán todas las artesanías de alpaca que te habrás comprado a lo largo del camino. Importante que el saco sea negro y simple para no llamar la atención en estaciones o zonas de tránsito.

ONTHEBELAY  Haute Route en Tafjord: esquí de exploración donde el este de Noruega se encuentra con el Oeste.

Finalmente, llevar una mochila pequeña de equipaje de mano. Podéis optar por una mochila preformada tipo montaña de unos 15l que os valga también para excursiones, o optar por una mochila plegable sin estructura interna para llevar vuestros documentos personales, algo de ropa, agua y comida durante los desplazamientos.

Repito una vez más. En este tipo de viaje menos es más. A primera vista la lista puede parecer un tanto extrema. Sí; mis opciones de calzado son sandalias de montaña o botas de alpinismo ligeras. Pensad que todo lo que llevéis tiene que ser funcional, y que el sobre equipaje solo os va a dar problemas y crear dramas innecesarios. Los países en desarrollo están llenos de mercados vibrantes en los que os podéis dar algún capricho estético el día que echéis de menos una prenda nueva.

Ahora solo os queda elegir una buena mochila para vuestro viaje, pero eso es una historia aparte. Si teneís alguna duda con vuestro equipaje o destino, no dudeís en preguntarme en la sección de comentarios.

La semana que viene veremos cómo fue la parafernalia para el viaje al ártico con bastante más apoyo logístico.
Keep tunned!

6 thoughts on “Equipaje para un viaje largo de surf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: