Restanca, mucho más que Montarto.

La subida por Val d’Arties hacía el refugio de Restanca es de gran popularidad, especialmente como paso obligado de la ruta normal del Montarto (2833). Pero ojo, que hay mucho más por descubrir.

 

El Montarto es sin duda el Pico emblemático del Val d’aran. Su ruta normal tiene todos los ingredientes para ser un clásico. Se puede hacer en el día para los curtidos, pero con noche en el refugio de restanca se vuelve una actividad muy cómoda. La panorámica es impresionante, tiene terreno alpino, pero de fácil progresión; la bajada es agradable y la cara norte de esa montaña es de extrema belleza,convirtiendo al Montarto en un buen “quesito” para nuestro trivial montañero.

Sin embargo, eso también tiene sus desventajas. La mayoría de la gente que accede a este valle no viene solo a hacer montaña, si no que tiene el Montarto entre ceja y ceja.

En esta época del año es común que la vía normal esté muy transitada y que la bajada esté bastante trillada. Lo bueno para nosotros es que este valle ofrece muchas más posibilidades; picos secundarios muy atractivos, impresionantes couloirs, aristas de gran calidad y sectores de freeride.

Últimamente hemos hecho algunas buenas salidas por la zona, así que aquí van algunas ideas.

El Montarto tiene mucho más que la vía normal.

Una vez que pasamos el col de renclusa  y tenemos en frente la cara sur del montarto, en vez de bordearlo hacia el col del sureste por el que va la vía normal, podemos entrar de frente a la montaña, volviendo la actividad bastante más alpina. Hay una serie de corredores que se prolongan hasta la arista. Cuando estuve en Enero, optamos por el corredor más obvio que sube a la base oeste de la arista. El corredor es largo, ancho y extremadamente estético. Desemboca en una entrada estrecha a la cara norte pero que va ampliándose en un buen bowl de freeride.

ONTHEBELAY  Escalando en Zuriza.

Otra opción interesante una vez llegado a la base O de la arista es de hecho seguir la arista. No he tenido la ocasión de hacerlo todavía. Como subí con unos esquís de freeride, la opción obvia, llegados a ese punto, era bajar la cara norte y no enredarse en aristas. Sin embargo, se podía intuir un buen tramo y me dejo impresionado. No tendrá el gendarme de Digital crack, pero quitando eso, me dio la sensación que no tenía mucho que envidiar a la arista cósmica de Chamonix. Habrá que volver para comprobarlo. De la arista hay varias entradas a la cara norte por couloirs de quitar el hipo.

Sobre escalar un gran corredor y lanzarse a una norte en la tormenta. (CON VIDEO)

De todas formas, para adentraros en toda esta parte de la montaña tened en mente que el nivel del juego es mayor que en la ruta normal. Necesitaréis estar cómodos con maniobras técnicas de alpinismo como encordamiento en corto, aseguramiento en terreno mixto, rapel, capacidad de juicio del manto nivológico además de buena capacidad de lectura del terreno y orientación para evitar trampas de terreno. La verdad es que las opciones son muchas, tú te lo guisas, tú te lo comes. Dependiendo de las condiciones se puede echar en la alquimia más ingredientes de esquí o más ingredientes de alpinismo.

El fin de semana pasado pusimos rumbo a Restanca. La idea era sabado hacer la norma del Montarto y domingo, ya se vería. Subiendo se nos hizo tarde, tuvimos un par de percances y no conseguimos avanzar suficientemente rápido. Una vez llegados al col del lago al pie del montarto decidimos que ese no iba a ser el día de hacer cima. Yo ya me empeze a encontrar algo mal y decidí no seguir subiendo mientras el resto del grupo optó por buscar algún sector interesante hacia la derecha del siguiente collado, en dirección al lago de mar y las palas de arriba de renclusa.

A lo tonto encontraron mucho happy riding!

ONTHEBELAY  Fijaciones técnicas reforzadas para Free touring.

Diego en acción.

En frente del refugio de Restanca y opuesto al Montarto, queda el Tossau de mar 2751. No solo es una cima poderosa, si no que dá bastante más juego para esquí y freeride que el propio Montarto y además tiene terreno muy alpino. Lo teníamos ya enfilado para el domingo, pero no teníamos muy claro que ruta o que actividad hacer en él.

Esa noche en el refugio nos hablaron de una enorme canal oeste de subida y bajada; no necesitamos más que ver un par de fotos para convencernos del proyecto.

Desafortunadamente, me tocó presenciar está salida desde la ventana del refugio, ya que me puse muy enfermo esa noche. Sin embargo la crónica que hicieron Julen, Diego, Jandri, Aitor, Mariana y Gon al regresar fue de poner los dientes realmente largos.

Ahí quedan esas fotos.


No os creáis que esto es un top 3. De hecho hay líneas espectaculares tanto de esquí como de alpinismo y con todos los matices de por medio. Esto no hace más que arañar la superficie y esperamos haberos animado a que salgáis ahí arriba a disfrutar y descubrir.

Como dice Jandri, mucho happy riding para todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: